Tuesday, November 02, 2004

Los Coches Nuevos

Todos los coches en algún momento fueron nuevos. Todos. Hasta ése abandonado en la esquina. En algún momento todos los coches olieron a nuevo y sus dueños se sentían orgullosos de ellos. Todos. Hasta ése abandonado en la esquina. En algún momento la pintura de la carrocería fue brillante e impecable, como un espejo. En algún momento todos los coches estuvieron en exhibición y la gente se detenía a mirarlos y a soñar con que los compraban. Hasta ése abandonado en la esquina.
Ése de lámina oxidada, sin llantas, con el parabrisas estrellado y con olor a orines, en algún momento fue nuevo. Alguien lo sacó de la agencia, orgulloso, pero, al mismo tiempo, temeroso de que algo le sucediera a su coche nuevo.

2 comments:

Pily said...

Tal vez te parezca raro que escriba en esta secció que ya es tan vieja, sin embargo he reflexionado sobre los artículos viejos. Es curioso pero alguna vez te haz puesto a pensar en cosas que solo tienen un fin y luego las desechas. Por ejemplo: cuando vas al super, echas un tomate en una bolsa, llegas a tu casa, sacas el tomate de la bolsa y la tiras... no cabe duda que la vida útil de la bolsa fue corta y vana... como la de muchos...

washa-washa said...

todo finalmente se desecha, algunas cosas rapidamente y de forma banal, para lo cual como parametro obliga a que existan cosas que duren un chingo y en cosas realmente importantes.

Importantes para quien?